Isco ya tiene una oferta del Barcelona.

Habrá lío. Una guerra por un crack entre el Real Madrid y el FC Barcelona está a punto de estallar. El culebrón del año está servido. Isco Alarcón deberá tomar una de las decisiones más importantes de carrera en los próximos meses. Atraviesa el momento más delicado desde que llegó al Santiago Bernabéu en el 2013. Entonces llegó como un galáctico. Un jugador destinado a ser el amo y señor del centro del campo. Pero el overbooking de nombres en la medular y las órdenes de arriba por poner a ciertos futbolistas mediáticos en el terreno de juego mermaron todas sus opciones de convertirse en una pieza clave.

El ofertón que tiene isco

El ofertón que tiene isco

El andaluz termina contrato en el 2018 y no está dispuesto a seguir con esta situación. Se le abren tres opciones en el horizonte.

Tres alternativas

La primera es renovar con la entidad blanca, si ésta le ofrece los 10 millones de euros de ficha anual que pide el malagueño. La segunda opción es marcharse este verano a bajo coste. Si no renueva, el club no tendrá otra opción que ceder al mejor postor si quieren sacar algo por su traspaso.

La tercera pasa por abandonar el club gratis el verano que viene. Y aquí llega el problema. Según reveló en RAC1 Diego Torres (El País), el Barça tanteó al malagueño por con una oferta mareante: 20 millones de prima de fichaje repartida entre los cinco años que le ofrecen de contrato.

Los blaugrana siempre le han tenido en la agenda. Ya le tantearon cando terminó firmando con el Real. La presencia de hombres como Xavi, Iniesta o Busquets, que le barrarían la progresión, fue uno de los principales motivos por los que no recaló en el Camp Nou.

Ahora la situación ha cambiado. Sabe que los culés quieren apuntalar el mediocampo con jugadores de renombre y contrastados, capaces de coger sobradamente las riendas del equipo.

Eso sí, debería aguantar un año más en Chamartín con todo el desgaste mental que ello conlleva. Sarna con gusto no pica, dicen.

Reacción blanca

La información no ha sentado nada bien a Florentino Pérez. El presidente entró en cólera. Amenazó con desmantelar el club catalán si finalmente se llevan al de Benalmádena.

Los responsables tienen a algunos blaugrana vigilados y no dudarían en ir a por ellos. Jugadores como Carles Aleñá, con una gran progresión por delante pero sin sitio en el primer equipo culé a los que convencerían para cambiar de bando.

Pero el ataque no se limitaría al seno del club. Desde los despachos blancos boicotearían cualquier operación que quisieran llevar a cabo Robert Fernández y compañía.

Se entrometerían en los fichajes con tal de evitarlos o convertirlos en imposibles económicamente para las arcas blaugrana. Mucho ojito a los movimientos. La calma puede acabar en cualquier momento

Fuente: diariogol

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *